Argentino que conducía en estado de ebriedad en pleno centro de Pichilemu quedó con arraigo nacional

argentino-ebrio detencion

Un plazo de 90 días decretó el tribunal de Pichilemu para la investigación en contra del ciudadano argentino que ayer conducía en estado de ebriedad en pleno centro de la ciudad, tras su formalización en el día de hoy.

El trasandino identificado como Marcelo Maximiliano Medina de 33 años de edad, quedó con las medidas cautelares de arraigo nacional y firma mensual en la comisaría de carabineros de la comuna de Lo Espejo en la región metropolitana, donde fijó su domicilio.

Como se informara a través de este diario, Medina conducía en evidente estado de ebriedad un vehículo del año  marca Mitsubishi modelo Mirage color rojo, Placa Patente chilena GS YX 41, siendo detenido por personal de carabineros de la tercera comisaría y de la sección civil, luego de ser alertados por transeúntes y comerciantes de avenida Ortúzar y calle Anibal Pinto de esta ciudad ante el peligro que produjera daños a personas y  a la infraestructura pública como privada.

El primer examen de alcotest arrojó 1,49 grados de alcohol por litro de sangre, considerado en la legislación chilena como estado de ebriedad, delito grave que tiene altas penas,  luego de la Ley Emilia.

Marcelo Medina, además de cometer este delito, permanecía en forma ilegal en el país, ya que su visa se encontraba vencida.

El tribunal de Pichilemu fijó audiencia para el día 13 de diciembre a las 11:55 horas, donde deberá de enfrentar los cargos por parte de la fiscalía local, que en esta audiencia estuvo representada por el Fiscal Leronardo Troncoso, mientras que el imputado estuvo acompañado del defensor penal público, Jorge Araneda.

 

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *