De baja Sargento de Carabineros que habría reconocido en llamada telefónica haberse quedado con dinero y joyas

De baja y con medidas cautelares de arraigo nacional y firma semanal, quedó el sargento de carabineros de la dotación de Pichilemu, Pablo Salas, formalizado ayer sábado luego que a través de escuchas telefónicas reconociera haber sustraído dinero y joyas, desde una cabaña que custodiaba en abril del año pasado luego del hallazgo de un cadáver de una mujer de 63 años.

El  sargento Salas realizó un contacto telefónico con otro funcionario de Carabineros de Santiago que está siendo investigado por el delito de narcotráfico, al cual le comentó el delito que había cometido, para mal de Salas, el teléfono del receptor de la llamada estaba intervenido, por lo cual se hicieron las diligencias respectivas para su detención, la cual se produjo este viernes en la propia comisaria de Pichilemu.

El día 5 de abril del año pasado, al interior de las cabañas Los Pinos” que están ubicadas en la calle Jorge Errazuriz de la comuna de Pichilemu,  tal cual lo informara en esa oportunidad “El Expreso de la Costa”, uno de los arrendatarios encontró el cuerpo sin vida de una mujer  de 63 años de edad, en avanzado estado de putrefacción, a quien no veía hace más de una semana.

Seguidamente, llamaron al Carabineros del sector donde el fiscal de turno instruyó que la Brigada especializada de la PDI realizara las primeras diligencias, quienes acompañados de peritos del Laboratorio de Criminalística Regional Rancagua (LACRIM).

En el lugar se hizo presente personal de Carabineros de Pichilemu para realizar el procedimiento de rigor, mientras llegaban efectivos de la Brigada de Criminalística de Rancagua, para las pericias correspondiente. Fue en ese momento donde el Sargento Salas quedando a cargo de custodiar el lugar junto a otros efectivos, habría sustraído el dinero y joyas desde el sitio del suceso, tal como lo reconociera en la llamada telefónica realizada  a su colega carabinero.

EL RELATO DE LOS HECHOS AL CUAL TUVO ACCESO “EL EXPRESO DE LA COSTA”, POR PARTE DE LA FISCALIA EN LA AUDIENCIA DE FORMALIZACION FUE EL SIGUIENTE:

Hechos: El día 05/04/2016, a las 20:05 hrs. aproximadamente, mientras el imputado Pablo Salas Morales, quien era funcionario de carabineros, se encontraba realizando labores propias de su cargo, y en particular en la custodia de un sitio del suceso, producido por la muerte y hallazgo de la víctima Eliana González Díaz, domicilio ubicado en la calle Jorge Errázuriz N° 434, Pichilemu, lugar en el cual se encargó al imputado la custodia de dicho recinto durante todo el procedimiento que se estaba realizando. Fue así que una vez que se produjo  la retirada del personal de la brigada de homicidio del Servicio Médico Legal y quedó el lugar sin otros ocupantes, el imputado ingresó al interior del inmueble sujeto a su custodia, procedió a registrarlo y con ánimo de lucro sustrajo desde el interior $1.000.000.- en dinero efectivo y una caja con diversas joyas de la víctima, especies cuyo avalúo supera las 40 UTM y que la víctima mantenía al interior de dicha vivienda.

El abogado defensor Renato Cárcamo,  señaló que el sargento Salas es absolutamente inocente,  ya que dicha conversación telefónica se habría producido en el contexto de una broma.

El mayor Italo Roco comisario de Carabineros de Pichilemu esto manifestó a la prensa sobre lo ocurrido.

Por su parte, el Fiscal Rodrigo Troncoso confirmó que por la llamada telefónica se pudo establecer la ocurrencia del delito.

AUDIO RADIO BIOBIO.  FOTO: Crónicanoticiosa

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *