LITUECHE: Joven de 25 años debuta como Alcalde protocolar y Presidente del Concejo Municipal


La ley 18.695 Orgánica Constitucional de Municipalidades en su artículo 62 regula la subrogación del Alcalde en caso de ausencia o impedimento, y específicamente en su inciso segundo señala que “Mientras proceda la subrogancia, la presidencia del concejo la ejercerá el concejal presente que haya obtenido mayor votación ciudadana en la elección municipal respectiva, salvo cuando se verifique lo dispuesto en el inciso tercero del artículo 107. El concejal que presida durante la subrogancia, además, representará protocolarmente a la municipalidad, y convocará al concejo”.
Considerando lo anterior, el concejal Demócrata Cristiano Gabriel Palma Donoso, quien obtuvo la primera mayoría durante las elecciones de octubre pasado ha debido reemplazar al Alcalde de Litueche (UDI) mientras este se encuentra de vacaciones, y en esa calidad fue que el pasado miércoles 19 de julio y con tan sólo 25 años debió presidir su primera sesión de Concejo Municipal.
Según lo señalado por Gabriel en su cuenta de Facebook, la de la semana pasada habría sido una “buena sesión” ya que aprobaron, rechazaron y trabajaron en diversas propuestas comunales, y en donde este, en su calidad de Concejal, habría solicitado a la administración Municipal realizar las gestiones que apunten a obtener la reposición del acceso libre a la Playa de Topocalma, la reparación urgente de luminarias públicas (con prioridad en sectores rurales y poblaciones), recursos para vóleibol y otros deportes, la instalación de lomo de toros en diversas calles, la reparación urgente de caminos rurales, entre otras cosas. De lo anterior al menos es posible desprender que Palma habría dirigido sin problemas la sesión.
Al contactarnos con Gabriel y consultarle sobre el rol que hoy cumple como Alcalde protocolar nos señala; “Tras asumir como Concejal he trabajado desde el primer día por mi pueblo, y ahora que me corresponde representar a la comuna y presidir el Concejo Municipal haré todo lo posible para que la comunidad se sienta orgullosa de mi labor. Me gustaría poder dar solución a muchos problemas, pero las facultades del concejal son limitadas, y ante eso mi deber es acompañar a cada vecino para presentar sus problemas o bien para gestionar la solución pertinente. A mi corta edad he asumido diversos cargos de representación, pero este es el más importante. Son muchas las sensaciones, pero debo reconocer que estoy contento, concentrado en mi trabajo, en mis estudios y en mi familia. Sólo me queda agradecer a Dios, a quienes me apoyaron y a quienes me acompañan en mis aciertos y en mis errores, ellos han sido testigos de los esfuerzos que hago para aportar desde este cargo político. Espero seguir aprendiendo, creciendo y aportando, lo de hoy es un paso más y a pesar de las dificultades que algunos ponen en mi camino seguiré trabajando con la misma convicción con la gente y para la gente. Esta responsabilidad la tomo con respeto y con mucha humildad, tengo 25 años, soy un cabro común y corriente, que disfruta y la sufre con su gente y que jamás le ha temido a los desafíos, esta vez no será la excepción”.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *