Obispo de Rancagua pide perdón por sacerdotes involucrados en supuestos abusos y conductas impropias

El Obispo de Rancagua, Alejandro Goic pidió perdón hoy por no “haber sido lo suficientemente diligente” tras las denuncias recibidas por supuestos abusos y  conductas impropias de sacerdotes pertenecientes a la diócesis de Rancagua, entre ellos el sacerdote Luis Rubio,  párroco de la comuna de Paredones.

Goic se mostró,  según sus propias palabras, muy afectado por la situación, y también valoró el trabajo realizado por el canal 13, medio de comunicación que hizo público el caso del sacerdote de Paredones, cuyo reportaje tituló: “El Fin del Silencio: denuncian a sacerdotes por supuestos abusos”.

En el crudo reportaje emitido anoche en la edición central de noticias, se menciona la existencia de una cierta “Cofradía” integrada por determinados sacerdotes y que está dedicada a este tipo de prácticas no santas.

El Obispo de Rancagua, en su declaración a Canal 13 el día de hoy, junto con pedir perdón,  informó que se ha determinado separar de sus funciones a los sacerdotes mencionados por el medio de comunicación y que ha puesto los antecedentes en conocimiento de la fiscalía.

Si bien no se ha dicho por parte de la iglesia a que sacerdotes se refiere, además de Luis Rubio, el canal 13 intentó entrevistar sin éxito al  Parroco de Pichilemu, Pablo Donoso.

 

MAS ANTECEDENTES EN CUALQUIER INSTANTE

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *