Cura Párroco de Pichilemu entre los suspendidos

Suspendido de sus funciones se encuentra a partir de hoy el Cura Párroco de Pichilemu, Pablo Donoso, tras la determinación del Obispado de Rancagua de ampliar a 14 los sacerdotes separados de la iglesia por supuestas conductas impropias y supuestos abusos de carácter sexual a menores de edad, lo cual tiene sumida en una crisis a la diócesis de la región de O´Higgins.

La medida adoptada por el Obispo Alejandro Goic, luego de una reunión que sostuvo ayer en la localidad de Pelequen con todos los sacerdotes de la diócesis, se conoció a través de un comunicado oficial, sin dar a conocer los nombres de los sacerdotes involucrados, no obstante conocerse a traves del reportaje de Canal 13,  que ha causado revuelo durante los últimos días, el nombre de alguno de ellos, como el párroco de Paredones, Luis Rubio Contreras.

El propio obispado ha dicho en su comunicado,  que no dará a conocer el nombre de los presbíteros separados de sus funciones, no obstante las distintas  comunidades  se han ido enterando extra oficialmente que ya no cuentan con sus respectivos sacerdotes, como es el caso de la parroquia de Pichilemu, donde a partir de hoy se ha hecho cargo de los distintos oficios religiosos, el actual Cura Párroco de La Estrella, Iván Mancilla, como lo ha confirmado “El Expreso de la Costa”.

Según trascendidos de prensa,  otros sacerdotes separados de sus funciones, pertenecen a las parroquias de San Vicente, Peumo, Las Cabras,  El Manzano, Coltauco, San José de Chimbarongo, San Enrique de Chimbarongo, Pumanque, Paredones, Santo Cura de Rancagua y La Compañía de Rancagua;  faltando aun por confirmar dos parroquias.

EL COMUNICADO DEL OBISPADO

      1.-Obispado de Rancagua informa a la comunidad ante los últimos acontecimientos dados a conocer por los         medios de comunicación se suspendieron de sus funciones a 14 sacerdotes, indicando lo siguiente:

  1. Se ha realizado una reunión con todos los sacerdotes diocesanos de la Diócesis de la Santa Cruz de Rancagua para dar a conocer la situación que se está viviendo y las medidas que se van a adoptar.
  2. Queremos señalar que el programa de televisión ha aportado antecedentes que el Obispado de Rancagua no tenía, acogiéndose estos en los procesos que se seguirán. Las medidas que se adopten tendrán relación a los distintos tipos de delitos que podrían existir como:
  3. A) Contra del  ejercicio del ministerio sacerdotal, cuya competencia de investigación es del Obispo.
  4. B) Contra el Sexto Mandamiento (con personas mayores de edad), cuya competencia de investigación es del Obispo.
  5. C) Contra el Sexto Mandamiento (con menores de edad), cuya competencia de investigación es de la  Santa Sede (Doctrina de la Fe) .

 

  1. Reiteramos que hemos hecho una denuncia a la Fiscalía y en pro del desarrollo de esa investigación consideramos que no nos corresponde entregar públicamente los nombres de las personas involucradas.

 

  1. En el aspecto canónico  ya se mandaron antecedentes pertinentes a la situación del párroco de Paredones a la Santa Sede.

 

  1. Hacemos un llamado a quienes tengan información sobre hechos que no se condicen con la fidelidad al sacerdocio, que los den a conocer a las instancias respectivas de la Iglesia. En la Diocesis de Rancagua los pueden aportar al mail pcavour@iglesia.clo prevenirabusos.rancagua@iglesia.cl

 

  1. Con relación al reportaje de canal 13 donde da testimonio Luis Rubio González, queremos precisar que desde 2013, desde que se toma conocimiento de la denuncia que hay en su contra, no ejerce ninguna función ministerial en la Iglesia. Además, a raíz de esto él presentó la solicitud de dimisión al diaconado, estando pendiente la respuesta de la Santa Sede.

 

  1. Lamentamos profundamente cualquier acto o situación que atente contra los valores y principios que sustentan a nuestra Iglesia Católica y queremos manifestar nuestra solidaridad con las víctimas y sus comunidades pastorales que se han visto afectadas por esta situación.

 

  1. Queremos expresar nuestra cercanía con las comunidades cuyos párrocos han sido restringidos de su ministerio. A ellos queremos señalarles que todo lo referente a la atención pastoral y sacramental les será informado oportunamente.

 

  1. Animamos con esperanza a todas las comunidades cristianas en la certeza de que “para los que aman a Dios todo concurre al bien” (San Pablo). Creemos que esta crisis es una oportunidad de crecimiento para nuestra Iglesia diocesana.

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *