Essbio: “Nuestro objetivo es brindarle un invierno protegido a todas las personas que atendemos»

·         El subgerente zonal de la empresa, Leonardo Meza, entregó detalles de las acciones que ha desarrollado la empresa en su Plan de Invierno 2020. “Durante varias semanas trabajamos para proteger a nuestros clientes de posibles situaciones asociadas al invierno, en que el sistema de recolección de aguas servidas se ve impactado por las aguas lluvias y la acumulación de basura y desechos. Por ello realizamos, entre otras iniciativas, una limpieza y mantención de la red de alcantarillado y una revisión de nuestra infraestructura, a través de tecnología de punta”.

Cada año, Essbio implementa su Plan de Invierno, iniciativa que busca prevenir situaciones vinculadas a esta época y que este año contempla la limpieza de 96 mil metros de redes y una inversión de 400 millones de pesos. En el caso de Pichilemu, han sido más de 1.300 metros de limpieza y 139 de inspección televisiva, que permite a través de robots radio controlados, verificar el estado hidráulico y estructural del interior de las tuberías.

¿En qué consiste el Plan de Invierno 2020 de Essbio?

El plan consiste en estar preparados para enfrentar este periodo. La iniciativa incorpora la limpieza y mantención del alcantarillado en las localidades donde operamos, además de una inspección televisiva que permite, a través de robots radio controlados y dotados de una cámara, verificar el estado hidráulico y estructural del interior de las tuberías, entregando un diagnóstico para definir  reparación o cambio de la estructura.  Además, la  instalación y mantención de generadores de respaldo y logística de abastecimiento de petróleo, campaña de información a la comunidad sobre buen uso de la red, planes de emergencia, entre otros.

De esta forma, a la fecha ya hemos ejecutado la limpieza de más de 59 mil metros y la inspección de más de 22 mil metros de redes en toda la región. Para Pichilemu han sido más de 1.300 metros de limpieza y 139 metros de inspección televisiva.

En Essbio nos mantenemos en alerta para atender los requerimientos de la población que se vea afectada por problemas en los servicios, a través de su Centro de Ayuda 600 33 11 000  ó 600 37 24000 y *3311 desde celulares.

¿Cuál es el objetivo y relevancia de este plan?

El objetivo es enfrentar mejor las situaciones propias del invierno y su relevancia es transmitirle a las personas la importancia del buen uso del alcantarillado para prevenir emergencias causadas por su mala utilización, las que podrían causar un riesgo sanitario para la población.

Por esta razón, hacemos un llamado a todos a no utilizar el alcantarillado como depósito de escombros o basuras y tampoco para la evacuación de aguas lluvias. El alcantarillado está diseñado sólo para evacuar aguas servidas domiciliarias y no para absorber aguas lluvias, por lo tanto, cuando se arrojan deshechos o se abren las tapas para evacuar lluvias, el agua se rebalsa por las tapas, generando inundaciones y afectando la correcta operación de nuestras plantas de tratamiento.

¿Cómo han garantizado que todos los clientes cuenten con el servicio de agua potable durante la emergencia sanitaria?

Desde que se inició la pandemia, nuestro compromiso estuvo en asegurar agua potable a todos nuestros clientes. Por ello, suspendimos todos los cortes de agua por deuda, beneficiando a 19 mil familias en las regiones donde operamos, es decir, unas 85 mil personas. Junto con ello, configuramos un plan de beneficios covid-19, el que permite postergar pagos y regularizarlos una vez que termine el Estado de Catástrofe, sin multas ni intereses. Hasta hoy hemos apoyado a más de 8 mil familias y solo en la Región de O’Higgins, alcanzan las 1.984.

En el caso de Pichilemu, a 150 familias que presentan deudas se les ha mantenido el servicio, pero solo 26 personas que se han suscrito al plan de beneficios covid-19. Por eso, hacemos un llamado a que todas las familias pichileminas que necesiten este apoyo, se suscriban al plan.

¿Qué desafíos les ha impuesto esta pandemia en medio de la sequía que afecta a nuestra zona?

Estamos enfrentando una sequía histórica y una pandemia sin precedentes, por eso es fundamental contar con agua potable y usarla responsablemente, siempre. Los desafíos en materia hídrica que presenta la región de O´Higgins son muy complejos. Todas sus comunas están dentro del decreto de zonas de escasez hídrica. El secano costero presenta un déficit de precipitaciones que ha alcanzado un 55%, lo que se ha visto reflejado en el estero Nilahue.

Pese a este contexto de sequía, la empresa ha podido entregar la continuidad en el servicio que los clientes requieren. La última década se han realizado importantes inversiones y obras que nos han permitido tener veranos tranquilos y responder a la demanda de la población flotante.

¿Cuáles son las inversiones proyectadas para nuestra región?

En los últimos cinco años hemos invertido alrededor de $422 millones para aumentar la capacidad de transporte de agua, desarrollar automatismos y optimizar nuestros sistemas de producción y distribución. Para este año, contemplamos una inversión de $380 millones, orientados a incrementar y reforzar la capacidad de las plantas y realizar renovación de tuberías.

A su vez, la continuidad del servicio es un desafío estratégico y, para abordarlo, hemos dispuesto de un plan de inversión que ha aumentado a tasas cercanas al 20% anual en los últimos años, llegando a $73.516 millones para el quinquenio 2020-2024, destinado a realizar diversas inversiones, con el fin de mejorar nuestros sistemas de captación e infraestructura sanitaria en la región.

¿Cuál son las principales obras para la zona?

Las obras para Pichilemu van en línea a nuestro compromiso por entregar un servicio permanente, de calidad y con la continuidad que nuestros clientes requieren. Por eso somos enfáticos en garantizar que contarán con el servicio. Para esto último, hemos desarrollado acciones como: la habilitación de la captación de reserva de laguna El Ancho, el mejoramiento y desarrollo de los pozos de Quebrada Honda, la habilitación de 12 punteras adicionales en sector de Nilahue, estudios hidrogeológicos, entre otras.

¿Qué llamado hacen a la comunidad para contribuir a un uso responsable del agua?

Asegurar la continuidad del suministro requiere de un trabajo colaborativo, colectivo y sistémico. Por ello, vemos indispensable que todos los actores se unan en torno al uso responsable del agua. Nuestro compromiso es mantener el suministro en todo momento y, en este complejo escenario de sequía estructural, es indispensable cuidar el recurso y ocuparlo de manera eficiente.

En este contexto, prontamente, lanzaremos una campaña sobre el cuidado del recurso hídrico, la que queremos abordar de la mano con las autoridades, uniones comunales, juntas de vecinos, agrupaciones medioambientales, comunidad escolar y la mesa ambiental de Pichilemu de la que formamos parte activa hace varios años.

Paralelamente, lanzaremos Fondos Concursables orientados a desarrollar proyectos para el cuidado del agua y uso eficiente. Tenemos total disposición para escuchar propuestas de la ciudadanía y abordarlas conjuntamente.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *