Suboficial de Carabineros de Pichilemu investigado por error se querella por violación de morada


*Tribunal de Pichilemu declara admisible el recurso

Una querella criminal contra quienes resulten responsables del delito de violación de morada, presentó recientemente en el tribunal de esta ciudad, el sub -oficial Mayor, Marcos Albornoz Ortiz, de la dotación de la Tercera Comisaría de Pichilemu.

Así lo confirmó en exclusiva al diario electrónico “El Expreso de la Costa”, el abogado Luis Olivos Zerené, quien junto al abogado Eduardo Cornejo González, asumieron la representación legal del funcionario policial.

Cómo se informó a través de este diario, el pasado jueves 13 de abril en vísperas de semana santa, el funcionario policial fue objeto de un allanamiento en su domicilio por parte de funcionarios del OS 7 de Rancagua, en el marco de una investigación por micro tráfico de droga, que de acuerdo a la propia Fiscalía y el tribunal de Pichilemu, posteriormente resultó errónea, por lo cual la causa fue sobreseída y Albornoz declarado inocente.

De acuerdo a lo explicado por Olivos, la querella se funda en los hechos ocurridos al funcionario de carabineros los cuales a su juicio son constitutivos del delito de violación de morada, sancionado y tipificado en los artículos 144 y siguientes del Código penal, además según lo previsto en los artículos 111 y siguientes del Código Procesal.

De acuerdo a la querella, a la cual tuvo acceso “El Expreso de la Costa”, se lee: A S.S. PIDO se sirva tener por interpuesta querella criminal en contra de QUIENES RESULTEN RESPONSABLES, ya sea en calidad de autor, cómplice o encubridor del delito de violación de morada en grado consumado, tipificado y sancionado en los artículos 144 y siguientes del Código Penal, o del delito que al mérito de la investigación se determine, declararla admisible y remitirla a la Fiscalía Local de Pichilemu a fin de que este organismo lleve a cabo la investigación del presente caso y practique todas las diligencias necesarias para esclarecer tales hechos, formalice la investigación en contra de los responsables, se formule acusación, y se castigue al o los acusados al máximo de las penas que en derecho correspondan, por el delito referido, o el delito que se determine, con expresa condena en costas.

Asimismo, en la querella se pide una serie de diligencias, entre ellas “Se requiera a la Comisaría de Pichilemu y los encargados de la sección denominada OS7 de Carabineros de Rancagua, toda la documentación relativa a los hechos que se han señalado y en especial si existe algún sumario iniciado por el actuar de éstos supuestos funcionarios de Carabineros de Chile, hago presente que serían supuestos Carabineros ya que, no tengo constancia que así sea”.
Además, entre otras diligencias, se pide una “reconstitución de escena con todos los participantes de los hechos que se han relatado”

Asimismo, el abogado Olivos, indicó que se presentó en representación del suboficial mayor, Marcos Albornoz, un reclamo administrativo en la Comisaría de Carabineros de Pichilemu en atención Reglamento de Sumarios Administrativos de Carabineros de Chile, N° 15: y por otra parte, por escrito se ha puesto en conocimiento de esta situación al General Director BRUNO VILLALOBOS KRUMM, para que adopte las medidas que estime pertinentes.

Finalmente, el abogado Olivos al ser consultado por “El Expreso de la Costa”, referente a si presentarán alguna acción civil por los daños y perjuicios que pudiera haber sufrido el funcionario policial y su familia por estos hechos, manifestó que ese derecho, por el momento, se lo reservarán.

El tribunal de Pichilemu, junto con declarar admisible la querella, ofició al Ministerio Público para que se realicen las investigaciones correspondientes, constituyendo el primer triunfo del funcionario policial tras presentar el recurso.

NOTA:

(Art. 144 Código Penal: El que entrare en morada ajena contra la voluntad de su morador, será castigado con reclusión menor en su grado mínimo o multa de seis a diez unidades tributarias mensuales.)

(Art. 111 Código Procesal Penal: Querellante. La querella podrá ser interpuesta por la víctima, su representante legal o su heredero testamentario. También se podrá querellar cualquier persona capaz de parecer en juicio domiciliada en la provincia, respecto de hechos punibles cometidos en la misma que constituyeren delitos terroristas, o delitos cometidos por un funcionario público que afectaren derechos de las personas garantizados por la Constitución o contra la probidad pública.)

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *